BALANCE

Aquí va la última entrada del año, la de revisar lo realizado, la de “evaluar” el trimestre llevado a cabo con mis alumnos, y la de analizar que ha sido eso de “flipearoalgoasí”.

Reconozco que me ha sido imposible cumplir con lo prometido a principio de curso con el leit motiv de este blog, ir contando puntual y semanalmente todo lo ocurrido alrededor de mi “experiencia flipped”. Como ya habréis podido comprobar el tiempo ha sido una de las cuestiones más complicadas de “digerir” durante estos tres meses. Y de hecho, diríamos que he llegado al final del trimestre casi “in extremis”, pero.. he llegado, he sobrevivido, he superado mis propios retos y los de mi alumnado, y aquí estoy. Cuidado, aquí nadie es un héroe, ni un supermaestro, ni nada parecido. Tan sólo un profesor que a a principio de curso se armó de valor y entusiasmo para hacer las cosas de otra manera, ni más ni menos.

Al hora de hacer balance se ha de poner todo encima de la mesa. Lo bueno y lo malo, lo que ha funcionado y lo que no. Y es en este punto, en dónde quiero hacer especial hincapié. Porque mi verdadero reto lo encuentro ahí, y precisamente en contestar a una simple pregunta que a continuación formularé.

Como sabéis, en tres grupos he puesto en marcha la metodología flipped classroom. En dos de ellos, la experiencia ha sido enriquecedora y por momentos, emocionante. Sólo citaré un ejemplo: ver a los alumnos que son capaces de crear sus contenidos y demostrar lo aprendido, no tiene precio. Pero también, con cuestiones a mejorar y tratar: el aprovechamiento del tiempo en el aula, el trabajo colaborativo verdaderamente “productivo”, la implicación de todos los alumnos teniendo en cuenta un verdadero modelo inclusivo…

Pero si valoramos resultados, porcentajes de notas en la evaluación (queramos o no todo acaba reduciéndose a una estadística, y número de aprobados y suspensos en un modelo cuantitativo y no cualitativo y en el que “las competencias” es un largo camino que acaba de empezar…), dichos resultados han sido espectaculares en estos dos grupos. En un caso 100% aprobados y en el de 2º de bachillerato solo dos alumnos de 25 no han alcanzado el fatídico “5”.

En todo caso, no se trata tanto de esos resultados, sino de cómo se ha llegado para alcanzarlos. Es decir, el proceso. Alumnos de 2ºeso y de 2º de bachillerato, me reconocieron que llegado el momento, no les había resultado difícil prepararse para la prueba escrita y/o el examen de selectividad de fin de evaluación. Al contrario, se habían dado cuenta de eso que Manuel Jesús señala en más de un post “habían aprendido sin darse cuenta” se había producido. La clave: las presentaciones, los vídeos, los documentos, las exposiciones en el aula… habían provocado una “interiorización y asimilación” de contenidos. ¿Les va a resultar difícil a mis alumnos de 2º de eso explicar en un papel en qué consiste la crisis del siglo XIV, si la han visto contada en los vídeos realizados por sus compañeros? Ésta ha sido una de las frases que más de un compañero me ha comentado. “Lo que se aprende haciendo no se olvida”. Exacto.

Lo mismo podría decir de mis alumnos de 2º de bachillerato (por cierto de ciencias, y médicos, o al menos muchos lo pretenden, en potencia. Quiero señalar esta pequeña anotación, por que aquellos que somos o hemos sido profesores de este perfil de grupo sabemos que están sometidos, en muchos casos, por ellos mismos, a la presión de los “resultados” más que ningún grupo de alumnos. Además con el handicap añadido, que no tiene una base de HMC de 1º de bachillerato, si bien no se ha notado en absoluto dicha carencia),  que me reconocieron que llagaron al examen de evaluación, con una tranquilidad sorprenderte (no todos, obviamente), al darse cuenta de lo que realmente eran capaces de “contar” en un examen de HE de esas características.

Por supuesto, que estaría faltado a la verdad, y además me estaría autoengañando, si dijera que la totalidad del alumnado está “contento” con esta forma de trabajar. Aquellos que les ha ido regular o mal (los menos) en este final de evaluación, no les hizo ninguna gracia, ver que la mayoría de sus compañeros afirmaron que querían que continuásemos con esta forma de aprender

Y ahora vamos con las sombras, las dudas, la reflexión y la autocrítica que como en cualquier balance y evaluación debe hacerse (por cierto, que pocas veces suenan esas palabra en las evaluaciones).

En el tercer grupo dónde he puesto en marcha esta metodología ha sido en 1º de Bach HMC. ¿Qué ha pasado aquí? Voy a empezar por el final por  los resultados. Sinceramente, no han destacado. Es decir, los alumnos brillantes, buenos, los “que funcionan” (y ya se que las etiquetas debemos desterrarlas, pero no quiero ser hipócrita)… han aceptado el reto del cambio, lo han asimilado y se han dejado guiar por este camino. Pero, ahí esta el quiz de la cuestión, de la misma manera que lo han hecho en el resto de asignaturas, en las que se trabaja de manera “convencional”. Por tanto…? Del mismo modo, que los alumnos que no hay manera que entiendan lo que significa estar en primero de bachillerato, asumiendo responsabilidades, trabajo y compromiso (y que en muchos casos, nos preguntamos cómo han acabado en este curso. Por cierto, pregunta, que desde mi punto de vista, solo sirve para justificar unos resultados, pero que no debe ser argumento para decir “con éste ya no hay nada que hacer”) no han “entrado” en la dinámica que he propuesto, o al menos, como yo esperaba. También es cierto, que han habido alumnos que al trabajar en “equipo” se han dejado arrastrar positivamente por el resto de compañeros, y han conseguido avanzar. Pero hay otros que no. Es más, se generan situaciones “desmotivadoras” que debo corregir.

En todo caso, se ha producido una circunstancia que los alumnos me reconocían. ¿Habéis aprovechado el potencial que supone tener a vuestro profesor en el “movil” explicando vuestras lecciones representa? ¿Habéis revisado los cuestionarios realizados? ¿Habéis visto más de una vez vuestras presentaciones y vídeos de los compañeros? ¿Habéis participado activamente en los foros de debate de dudas en moodle sobre los contenidos de la asignatura? ¿Me habéis envíado correos preguntándome y buscando ayuda al que mejor os la puede dar? ¿Habéis participado en nuestra cuenta de twitter y nuestra comunidad para repasar contenidos, compartir enlaces de interés, generar debates…?

La respuesta es evidente: NO. Sólo lo ha hecho un número muy reducido de alumnos. ¿Por qué? ¿Me fustigo? ¿He conseguido “motivar” a los alumnos? Tengo alumnos “entusiasmados”, o al menos que reconocen que les gusta y anima el modo de trabajo. Pero, ¿qué pasa con el resto?

Una de las claves del éxito de la metodología flipped, es la de echar mano del mundo en el que se mueven nuestros alumnos. Cómo les he dicho en más de una ocasión, son la generación youtube y viven en las RRSS. ¿Tanto les sorprende que tuitemos una clase? ¿No ven el abanico de posibilidades que les estoy abriendo? ¿Hemos llegado a un punto, que da igual lo que hagamos? ¿Hay que dar por hecho, que habrá alumnos, que aunque el profesor baile encima de la mesa, nada puede hacerse?

Me niego a pensar eso, y mucho menos a aceptarlo. Reconozco mi decepción por no haber sido capaz de mejorar… resultados (?), y también admito, que hubiese sido un aldabonazo a mi trabajo, el mostrar que, al igual que con los otros cursos (en general con muy buenos alumnos tanto el de 2º eso -éste es el grupo bilingüe del centro- como el de 2º de bachillerato) esta metodología consigue enganchar a más alumnos.

Nadie dijo que la metodología flipped classroom fuera la varita mágica que resolvía todos los males de nuestro sistema educativo, pero es cierto, que en ella vemos ímplicitamente todo aquello que de cambio (por otro lado necesario) se pide a la escuela del siglo XXI: competencias, escuela inclusiva, trabajo colaborativo,  nuevas tecnologías como herramienta y no como fin, una escuela conectada con la realidad social y el entorno del alumno…

En todo caso, mis alumnos (por cierto 38, no es una excusa, pero todo hay que decirlo) saben que vamos a seguir, que vamos a seguir planteando retos, dinámicas de grupo, exposiciones, vídeos, presentaciones… ya que una cosa es cierta, ninguno me ha dicho que mi asignatura y mi forma de plantearla ha sido a costa de las demás. Y saben que les escucho, que acepto sus sugerencias (“profe, haz vídeos más cortos!!!”), que les animo a que me digan lo que les ha gustado y lo que no… y que al menos, eso es lo que me han dicho, que no tienen muchas ganas de “aguantar muchos rollos” (al menos de su profe de historia).

Para terminar, satisfecho. He hecho cosas estos tres meses, que jamás había hecho, y lo más importante, cuando funciona… Es la l…! (Perdón, me he dejado llevar por el entusiasmo). Como dicen compañeros de batalla en ésto del flipped, “ver a tus alumnos siendo autónomos, debatiendo, exponiendo, colaborando… aprendiendo, es enormemente estimulante”. Y de la misma manera que cuando no los ves, tienes dos opciones, o vuelves a lo de “antes” (siempre referido a lo que YO hacía) o te comes la cabeza en conseguir que tus alumnos aprendan. Bueno de momento, creo que mi elección está clara.

PD. Por cierto, ¿estamos aquí para vivir en una escuela ideal con alumnos motivados, ansiosos por aprender, respetuosos con el profesorado e implicados en el esfuerzo? Evidentemente no. Esa no es nuestra realidad, nuestra realidad en las aulas es enormemente exigente, compleja y diversa para el docente, y en este sentido el camino que he iniciado me está dando más satisfacciones que decepciones. Un camino que, en mi caso, solo lleva recorrido tres meses… y que por cierto, me da igual cómo lo llamemos o si en realidad no estoy inventando nada nuevo. Continuará.

 

PD2.Otro punto de reflexión que igual lo expongo, es el de la EVALUACIÓN, especialmente aplicado a la metodología flipped. ¡Cuánto me queda por aprender! Sigo descubriendo el “inquietante” mundo de las rúbricas (de pensar que sólo era una firma a una herramienta de evaluación).

PD3 Feliz 2016

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s