Sobre errores cometidos, gamificación y otras cuestiones.

Parece increíble, pero quedan dos meses para terminar el curso. Al finalizar la entrada anterior, hacía una pequeña declaración de intenciones y de nuevos retos para mis alumn@s y para mi.

Pues bien, ya los he puesto en marcha. He convertido a mis alumnos de 2º de Bachillerato de Historia de España en escritores, literalmente. Es más, escritores de cartas, y de hecho algunos, de cartas manuscritas dirigidas a sus padres, novias, hermanos o hermanas… desde los diferentes frentes de la Guerra Civil Española.

Ya hacía un par de años que este “trabajo individual” , este reto de contar en primera persona su experiencia vital, lo había puesto en marcha con alumnos de 1º de bachillerato de HMC, con la satisfacción en este sentido, de encontrar auténticos escritor@s, que demostraban su capacidad de unir literatura e historia, en un ejercicio, en donde la imaginación, la capacidad descriptiva y narrativa de un hecho histórico, permitía conocer en primera persona, una época.  Por tanto, la idea es muy similar a la llevada a cabo por otros docentes como Virginia Capilla o Manuel Jesús Fernández… pero en mi caso, sin una “carga tecnológica” tan minuciosa como la puesta en marcha por Virginia. Algo más sencillo, pero igual de efectivo, a tenor de lo que estoy descubriendo, con los trabajos envíados.

En todo caso, ésto me reafirma en la idea, de que la innovación en las aulas, debe partir, fundamentalmente de una buena idea, que funcione, y que consiga “agitar” las tranquilas aguas del automatismo y la conformidad de nuestros alumn@s.

El trabajo de realización de las cartas de mis alumnos iba en paralelo al visionado de unos vídeos sobre el tema, que les ha permitido adentrarse en la GCE y asumir un rol, de alguien que vivió “la guerra desde el frente”.

Con mis alumnos de 2º de eso y 1º de Bach de HMC, el mecanismo de trabajo es muy similar, introduciéndoles en los temas correspondientes con vídeos y cuestionarios, tendrán que “pasar a la acción” con la elaboración de unos simples vídeos, ejes temporales, blog de reflexión sobre su trabajo… todo ello a través del trabajo cooperativo, única forma de conseguir realizar lo que yo les he planteado.

Pero siguiendo con el título de la entrada, y tal como hace unas fechas Domingo Chica señalaba, hay errores que se han cometido, que de alguna manera voy a intentar corregir.  Uno que me llamo la atención, era aquel que el definió: “Traicionar el flipped” (?). Es decir, llegar a clase y volver a explicar. Eso es lo que de alguna manera yo hacía al revisar los cuestionarios: pantallazo en la pizarra digital, y comentar (yo) las respuestas. Eso sí, preguntar si habían dudas, o si alguna cosa no quedaba clara… En resumidas cuentas, para aquellos compañeros que se inicien (igual que yo) en éstos dilemas: NO CAIGÁIS EN ESE ERROR. No tiene sentido una explicación, que yo ya he hecho en un vídeo.

Por tanto, ¿cómo lo resuelvo?. Muy sencillo: con una de las más famosas frases que he oído a todos aquellos compañer@s que flipean sus clases: HAY QUE DARLES EL PROTAGONISMO A LOS ALUMNOS. Es decir, la solución se encuentra delante de mis narices. A partir de ahora, los alumnos directamente corregirán, comentarán, ampliaran y explicarán las respuestas. Y lo harán delante de sus compañer@s para demostrar el acierto, el error, la duda…

Y en este punto, es donde entramos en la segunda parte de la entrada de hoy: la GAMIFICACIÓN, o como pasárselo bien y aprender (parece ser que no es una utopía, sino una realidad tangible, que a much@s, les cuesta entender).

Ahora bien, antes de seguir debería explicar qué es para mi la “gamificación”. Yo lo resumiría con una simple frase: “hacer pasar un buen rato a tus alumnos en clase”.

Ojo, pese a la simplicidad de la frase, creo que detrás esconde mucho más de lo que parece, o de la obviedad que se desprende. “Hacer pasar un buen rato a tus alumnos en clase” no quiere decir, permitirles hacer lo que les de la gana (ya que para muchos alumn@s, éso es precisamente lo que entenderían por pasarlo bien en clase).  No. Evidentemente no.

Como siempre, ya nos encontramos con una palabra derivada del inglés, que se ha españolizado, pero que cuesta encontrar su versión en castellano: “jugarización”. Bueno, imagino que no existe, pero vamos con el trasfondo.

Esta semana se me ocurrió (siguiendo una vez más la inestimable experiencia de Manuel Jesús), de llevar adelante una “rifa” con los dos últimos cuestionarios de la GCE. Se trataba de que los alumn@s por parejas, escogieran dos preguntas al azar (dentro de una bolsa: para darle emoción a la cosa), para posteriormente, y después de 3 minutos, revisasen la respuesta y salieran “a la palestra” a exponer en 1 minuto la respuesta.

¿Cuál fue el resultado? Todos participaron, hubo una ambiente distendido en el aula, alguna risa que otra, pero sobre todo, se consiguió lo que yo quería: repaso en el aula de contenidos, comprobar dudas, y concluir el repaso del tema, para que mis alumn@s, dieran ya forma definitiva a “sus cartas desde el frente”.

Por tanto, una clase distinta, aprovechada por la totalidad de los alumn@s, en las que se permitía su participación y papel activo, lejos de esa postura pasiva que suele caracterizarles, siempre y cuando el profesor habla y ellos hacen como que escuchan… es a la larga una manera de “ludificar el trabajo en el aula”.

¿Consigue motivar? ¿les demuestra si el trabajo está bien hecho o no? ¿les “hace recordar” dicha hora y su aprovechamiento?… De repente han pasado los 45 minutos. Vaya, y suena el timbre. Eso es “gamificar”. En este sentido, todos recordaremos a aquellos profesor@s que con su “labia”, conseguían cautivar a la audiencia, o que con un “chiste” o con “una vivencia personal”, hacían pasar el tiempo casi sin darte cuenta… Por lo que, hay muchas maneras de conseguir y de crear un buen ambiente en el aula, que favorezca la atención, y genere recuerdos en tus alumn@s. Yo todavía recuerdo a mi profesor de Lengua y Literatura de COU, emocionándose y emocionándonos con poemas de Vicente Aleixandre… y su “Espadas como labios”. Han pasado… y todavía me acuerdo que si lo estuviera viendo.

Pero la realidad, es que esa manera de “ludificar” el aula, es puntual, muy concreta y depende de la oratoria (nunca me oiréis a mi decir, que un buen profesor no debe mostrar esa gran habilidad: el discurso, la transmisión de ideas, pero también de emociones para llegar a sus alumn@s). Leía, no hace demasiado tiempo, lo del docente como vendedor y no como un simple transmisor: vender “nuestro producto” a nuestros alumn@s es nuestro gran reto.

De ahí que cuando hoy se habla de “gamificar” el aula, presente una connotación que persigue una idea muy sencilla: si te lo pasas bien aprendes. Si disfrutas, aprendes. Si entras con ganas en el aula, aprendes. Si tu profesor consigue que se te pase el tiempo “volando” aprendes… Es de sentido común, por que si a las condiciones anteriores, las ponemos en negativo… Ya sabemos lo que pasa.

¿Cómo conseguirlo? Es verdad, que la tecnología puede ayudar (a los alumn@s les encanta kahoot , pero no es recomendable abusar. Ya se sabe lo poco gusta lo mucho cansa)… Por ello insisto, para terminar, en las dos variables más importantes: la habilidad del docente en captar la atención (y eso no significa que tengamos que crear un mundo de luz y de color permanente) de sus alumnos, y en segundo lugar, estar dispuestos a hacer cosas distintas dentro del aula, en la que nuestros chicos y chicas, tengan un papel activo en el aula.

¿Es posible divertirse cuando estás sentado durante 6 o 7 horas lectivas (quitando dos recreos) escuchando ponencias? Ya sé que alguno pensará (y yo mismo lo creía no hace demasiado tiempo) que a “la escuela o un instituto se va a estudiar y no a pasárselo bien”. Un par de ideas: ¿será más fácil aprender si te lo pasas bien? Motivación, actitud, aprendizaje, juego… es obvio que todo está relacionado. Pues hagamos que tenga relación.

PD. en la próxima entrada veremos como me ha ido con ideas nuevas (al menos para mí) que estoy intentando llevar adelante: el blog personal, como cuaderno de aprendizaje, nuevos herramientas digitales…

PD2: sigue siendo enormemente enriquecedor todo lo que muchos docentes comparten en la red, y que me hace descubrir experiencias, materiales, pero sobre todo, la voluntad de hacer cosas distintas, que de verdad  funcionan. Y por supuesto, valorar, la opinión de docentes que desde la experiencia, ayudan a poner “los pies en la tierra”. Gracias a tod@s.

 

 

 

 

 

Anuncios

One thought on “Sobre errores cometidos, gamificación y otras cuestiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s