A punto de terminar el primer trimestre del año II… (I)

Y de repente… Navidad. Lo de ¡cómo pasa el tiempo!, no seré yo quien lo descubra, pero la realidad empírica evidente es que desde la última entrada a ésta han pasado dos meses, tal y como wordpress se encarga de recordarme.

Si no he escrito en este cuaderno de bitácora, no es precisamente por falta de contenidos y de experiencias que puedan interesar al lector de este diario, sino,literalmente falta de tiempo. Aunque no se si debo ir por ese camino. Las suspicacias harán pensar que ésto del “flipped”, en lugar de hacer la vida más plácida al docente, se la complica y mucho. Y con ello no quisiera desanimar a aquellos docentes, que después de marear la perdiz sobre “si salgo o no de mi zona de confort y decido echarme al ruedo”, va y resulta que  además, voy a tener que entrar en la “dimensión desconocida” del trabajo interminable.

No se trata de éso ni mucho menos, ya que hay legiones de docentes de todas las especialidades, niveles y planteamiento metodológicos, y casi vitales, que “echan sus horas” más allá de su jornada laboral, para sacar adelante a nuestos querid@s alumnos (bueno algunas veces se les quiere más que otras).

Pero bueno al lío. En esta entrada reflexiva y casi de cierre de trimestre. Palabras que podrían servir de “etiquetas” de este post: descubrimiento, socrative, consolidación, retos, colaborativo, Twitter (más que nunca), reválida, no-reválida, estándares, programación, compañerismo fuera y dentro del centro, revoluciones… y sobre todo, MUCHA EXPERIENCIA, Y CONSTANTEMENTE APRENDIENDO.

Y ordenando dichos contenidos, realmente hay una palabra que lo define: EXPERIENCIA.

¿Cómo está funcionando la “experiencia flipped” en el año II? La experiencia es un grado. La confianza en uno mismo y la seguridad de que el nuevo enfoque centrado en darle un mayor protagonismo al alumno funciona, hace que nos enfrentemos al reto de plantear una continuidad de lo realizado el curso pasado, en el presente. Pero con la novedad de hacerlo con dos grupos de 2º de Bachillerato de Historia de España y uno de Primero de Bachillerato de Historia del Mundo Contemporáneo.

También es cierto, que del curso anterior al actual, el material que he podido “salvar” no es muy elevado. De hecho estoy rehaciendo vídeos y cuestionarios, con el objetivo de acercarme lo más posible al material más apropiado y productivo posible: vídeos más cortos , cuestionarios integrados… que permitan mayor éxito en su uso. A su vez, la gestión de los contenidos, ha sido distinta, al tener en cuenta estándares evaluables incorporados en la Unidades Didácticas Integradas que he ido diseñando.  Curiosamente, en este sentido, tener en cuenta dichos parámetros me ha permitido diseñar UDI más precisas, procurando que en dichas unidades estuvieran todos los elementos propios  de las mismas.

Pero nuevamente la clave está en el trabajo en el aula y en las actividades que se diseñan. En este caso, he echado mano de los proyectos de CEDEC creados por Virginia Capilla adaptándolos a mi contexto, a mis alumnos, a sus posibilidades…. Así como de otros geniales compañeros “virtuales” que aportan ideas, entusiasmo y ganas de romper paredes y tabiques para unir a alumnos a través de la red y con proyectos e idas apasionantes e ilusionantes para nosotros y para nuestros alumnos (espero): Isabel, Carlos, Juan Francisco… Y por supuesto, de todo aquello que el curso pasado me funcionó “razonablemente” para ser mi primer año. Por cierto, creo que fue Juan Pablo Sánchez, el que dijo que el período de “ejecución” correcta y a pleno rendimiento de la metodología flipped giraba en torno a tres cursos: me queda ya solo uno!

Es esa experiencia la que me ha permitido “lidiar” con situaciones, que no por menos esperadas, no dejan de convertirse en un torpedo en la línea de flotación de todo el entramado puesto en marcha en el aula. Me refiero, al APRENDIZAJE COOPERATIVO. Creo que con el AC, se entra en una de esas dicotomías, AMOR/ODIO. Si funciona es genial, motivador… como los propios alumnos admiten, pero en caso contrario, la distorsión puede ser importante. Ahora bien, en un muy alto porcentaje hay más motivos para la satisfacción que para el rechazo. Ya el curso pasado, comentaba la necesidad de formación que me permitiera dar pasos firmes en este terreno, y la experiencia que tuve, y la formación autodidacta que estoy adquiriendo en el presente, me ayudan a enfrentarme con determinadas situaciones.

En este punto quisiera recordar algo que comenté el año pasado: ¿son nuestras aulas reflejo de la sociedad en la que vivimos con  sus defectos y  sus virtudes? En la diversidad de mi alumnado encuentro motivos para pensar que dentro de unos años habrá una generación de estudiantes y profesionales, responsables, comprometidos con retos comunes,trabajadores, buenos compañeros, incluso con liderazgo y capacidad de gestión, que han entendido que los problemas se superan dando lo mejor de uno mismo con los demás… Pero al igual, que en nuestra sociedad, siempre habrá un pequeño número, que al contrario, tiene la consigna de “ya lo hará otro”, que se convierte en un leit motiv vital, que hace un daño indiscutible en las dinámicas de trabajo con otros compañeros. ¿Hay que dar por hecho, que en ese sentido, poco puede hacerse?  Este primer post sobre las “valoraciones” de este final de trimestre lo cierro con la opinión de mis alumn@s, ellos tiene la palabra al respecto de ese tema… Agradezco su sinceridad, el reconocimiento cuando hay hacerlo pero, por supuesto, la crítica.

“Por fin parece que voy a poder valorar el método de trabajo como se merece. Sigo aprendiendo historia, me he dado cuenta de sus beneficios. Y es que a la hora de estudiar, los temas que has “machacado” te los sabes perfectamente, ¿que habrá cosas que ni te acuerdes o en las que tengas que profundizar? por supuesto, pero creo que es preferible saberte un cuarto o un quinto de tema que nada, ningún método es perfecto. Esta claro que una vez que funciona se consiguen resultados maravillosos, que cuando en un grupo hay ganas de trabajar se nota, una pena que no todos podamos contar con esto siempre. Tras esto agradecer a todos los compañeros de mi grupo su grado de implicación y de trabajo, y al profesor, como siempre, todo su trabajo.”

“En fin, es un trabajo duro el de historia, pero al fin y al cabo es lo que tenemos que hacer y todo tiene su lado positivo. Sin embargo, me gustaría estar en un grupo donde haya más entusiasmo por la nota, y no el conformismo de aprobar que hay, ya que para la carrera que quiero estudiar necesita una de las notas más altas. Quieras o no, ese conformismo se transmite y es algo que a mi no me gusta. Por lo demás todo correcto”.
“Todo lo que hacemos se hace con el fin de aprender tanto nuevas formas de trabajo como la Historia de España. El ambiente de trabajo ha sido nefasto, mucha tensión en el ambiente y malos tratos ante el desacuerdo continuo entre un compañero y su forma de dirigirse al resto. Por lo tanto puedo decir que no he aprendido ni disfrutado este trabajo tanto como el anterior por las incomodidades ya nombradas. En cuanto al resto de compañeros felicitarlos por su aportación, por su interés y por sus ganas de aprender, que eso se nota y mucho.”
“La valoración que hago es muy positiva. He estado satisfecha en todo momento con los trabajos que hemos realizado. El grupo que me ha tocado en esta ocasión era bueno, y juntos trabajábamos de manera cooperativa y muy eficazmente. Espero poder seguir estando igual de contenta con esta asignatura más adelante.”
“Con esta forma de trabajar ponemos a prueba muchas aptitudes, como la del trabajo en equipo. A pesar de que me llevo muy bien con mis compañeros y que en general se haga el trabajo bien, no me gusta mucho que, en algunas ocasiones, haya personas que lo dejen para lo último. Soy una persona que me gusta tener las cosas hechas unos días antes de la fecha de entrega, pero lógicamente, no todas las personas somos así. Respeto y aprecio mucho a mis compañeros, pero estas situaciones me ponen un tanto inquieta. A pesar de esto, me encanta esta forma de trabajar, hace que la asignatura sea interesante y dinámica. Gracias a nuestro profesor por enseñarnos otra manera de aprender, APRENDIENDO REALMENTE.”

“Mantengo la misma opinión sobre el método que el profesor ha elegido para enseñarnos la asignatura. Me parece un método muy acertado. También querría comentar la implicación personal en el proyecto. En mi opinión, se está trabajando de forma eficiente tanto en el apartado individual como en el colectivo. Por ello, la nota con la que he decidido evaluar a mis compañeros de grupo es alta. “

 

“Una vez mas, esto requiere poner a prueba lo que ya sabemos, asumir cada uno su responsabilidad y colaboración. (..)  Lo primero que teníamos que hacer (ver los videos y la presentación) nos ha salido muy bien ya que en el grupo todos trabajamos a diario y nos responsabilizamos con nuestro trabajo, esto ha dado resultado a una presentación muy buena y elaborada; así nos lo hizo saber el profesor en clase. Creo que el hecho de que el profesor llegue a clase, explique la importancia del compromiso, responsabilidad, compañerismo, trabajo en equipo, etc. y ponga como ejemplo que nuestra presentación esta muy bien y le ha gustado (en palabras textuales: ‘he mirado la presentación de ese grupo y es alucinante) es una motivación, y no pequeña, para que el grupo siga trabajando así y tenga ganas de hacer los siguientes trabajos igual o incluso mejor.”

 

“Bueno, al igual de la variación del tema, también ha habido un cambio en los grupos de trabajo. Mi grupo actual consta de 4 compañeros y yo (todos diferentes con respecto al anterior). Entre todos nos repartimos el trabajo y así todos colaboramos y es mucho más fácil. Todos aprendemos y aportamos cosas diferentes e interesantes.En los grupos es importante saber bien tu parte y tener claro la parte que no te corresponde para que no haya ningún tipo de fallo, eso si todos trabajan, pero si alguno no puede hay que comprometerse entre todos a hacer su parte ya que la nota será para todos por igual. No olvides que trabajar de manera colaborativa es trabajar para llegar a un objetivo entre todos.”

 

“Como todo en la vida, nada es fácil y siempre nos encontramos con algún problema. En mi caso, estas semanas no han tenido en el trabajo mucho éxito debido a un compañero de grupo. Todos cumplíamos las tareas y fechas de entregas y él no, y bueno, eso nos ha causado preocupación y malas calificaciones. Todo está hablado y esperemos que solucionado. Aun así ya no llegas a confiar del todo en ese compañero.”

 

 

Como se puede comprobar este es un extracto de las opiniones de los alumn@s, en general sobre la dinámica en el aula, pero he seleccionado las que de algún modo comentan, desde todas las perspectivas, el APRENDIZAJE COOPERATIVO. He señalado en negrita posiblemente la mejor definición de cooperativo que y he leído últimamente.

De momento eso es todo.

PD: En breve, segunda parte del balance.

PD2: Vuelvo a dar las gracias a todos mis alumnos por mostrarme sus reflexiones y opiniones, tan valiosas!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s